Entierran viva a una mujer por error y murió tratando de salir del ataúd. 11 días después se dieron cuenta.

Rosangela Almeida dos Santos, de 37 años, había “fallecido” el 29 de Enero por un shock séptico según los médicos y por esta razón fue sepultada. La brasileña se encontraba viva al momento de enterrarla como quedó claro 11 días después.

Así lo cita el diario ABC: Luego de dos paros cardíacos de la mujer los médicos firmaron el certificado de defunción de Rosangela. Después de su “muerte” la mujer fue sepultada en el cementerio Shenora Santana de la provincia de Riachao Das Neves y hasta allí todo transcurría con normalidad.

Sin embargo unos ruidos y golpes se escuchaban más de una semana después del sepelio de Rosangela como así lo relatan vecinos del sector: “Cuando llegué justo en frente de la tumba, escuché golpes desde adentro, pensé que los niños que jugaban en el cementerio me estaban jugando una broma. Luego escuché otros dos gemidos y finalmente la voz se calló”.

Luego de la exhumación del cadáver para verificar si era cierto lo que según vecinos había ocurrido al interior de la tumba de la mujer, La madre de la fallecida, Germana de Almeida, ha asegurado que se podían percibir lesiones en el cuerpo de su hija que no tenía antes de ser sepultada. “Trató de abrir la tapa, incluso se notaba que había intentado clavar las uñas. Sus manos estaban heridas como si hubiera estado tratando de salir”, dijó la mujer de 66 años, que ha denunciado el incidente porque junto al resto de familiares cree que Rosangela fue declarada muerta por un grave error.

A su vez el cuerpo presentaba heridas que no tenía al momento de la sepultura, lo que confirmaba que había dado golpes para intentar abrir el ataúd. Los algodones que habían colocado en sus oídos y en sus fosas nasales se habían salido, presentaba heridas en sus manos y en la frente.

“Es difícil imaginar la impotencia y el dolor que habrá sentido la mujer tratando sin resultados abrir el ataúd de madera que fue cerrado con clavos”, comentó uno de los testigos que escuchó algunos ruidos al interior del ataúd.

La familia de la mujer señaló: “No queremos acusar a ningún médico, no queremos causar ningún problema, pero fuimos testigos de esa situación, no hay forma de que una persona haya sido enterrada hace 11 días y sigue estando caliente”.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!