Venezolanos asesinaron a una niña de 9 años y a su madre en una casa donde les dieron posada.

Como Marleny Valentina Ramírez Leal de 9 años y Julia Isabel Leal Bolívar de 33 años fueron identificadas las víctimas de un escabroso homicidio que al parecer fue perpetrado por dos ciudadanos venezolanos a los que el padre de la menor les dio posada en su casa en Pamplona, Norte de Santander.

Los hechos:

Una humilde casa de ladrillo, con techos de zinc situada a la orilla de la carretera, fue el escenario mortal, donde madre e hija fueron asfixiadas.

 

Henry Gregorio Ramírez Ramírez, pareja y papá de las víctimas, y quien también posee nacionalidad venezolana, le aseguró a la Policía que dos compatriotas suyos a quien había recibido en su vivienda fueron hasta el negocio de panadería y lo amarraron de pies y manos, sobre las 4:00 de la tarde.

Al parecer, Ramírez 15 minutos después logró zafarse de los amarres y salió del lugar pidiendo auxilio y corriendo hasta su hogar. Al llegar al sitio, encontró una macabra escena: su esposa estaba en la sala muerta, mientras que su pequeña hija quedó tendida sobre la cama, en un cuarto.

Los presuntos agresores serían Luis, quien es de contextura gruesa, de 1,60 centímetros de altura y con una pirámide tatuada en el antebrazo derecho; y Rafael, delgado, de piel trigueña, pelo corto y un poco más alto que Luis.

¿Por qué las mataron?

La hipótesis que las autoridades manejan hasta el momento es que los dos hombres habrían decidieron actuar de esta manera para robarse un celular de alta gama y $50.000 pesos en efectivo. Sin embargo las autoridades investigan aún las versiones que ha entregado el señor Ramírez para tratar de esclarecer los hechos.

Declaraciones

“Ellos se vinieron de Venezuela hace dos años, por la mala situación que se vive allá y acá estaban tratando de salir adelante”, comentó uno de los familiares.

“Yo viví con ellos y siempre fue así, nunca vi nada extraño”, dijo el pariente quien arribó en la tarde de ayer a Pamplona proveniente desde Venezuela.

“Ella siempre tenía una sonrisa para todo. Últimamente estaba hablando bastante con sus compañeros, porque ella casi no hablaba, pero siempre se reía. Un día le dije que me gustaba verla así”, aseguró una profesora de la niña.

“Me miró, me abrazó, me dio un beso y me dijo que nos veríamos hoy (ayer). Fue la última vez que la vi”, dijo la docente.

Fuente: https://www.laopinion.com.co/judicial/por-que-mataron-madre-e-hija-en-pamplona-148784#OP

 

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!