Córdoba posee la tasa más alta de cáncer de pene por práctica de sexo con burras.

Hace pocos meses arribó al Hospital San Ignacio de Bogotá un paciente remitido desde una vereda de Santander. El campesino de 52 años había perdido unos seis kilogramos de peso, tenía ganglios inflamados y una grave lesión en el pene. Los síntomas hicieron a los médicos pensar inmediatamente en un cáncer como posible diagnóstico.

Al indagar un poco más en la historia clínica del paciente, los médicos se encontraron con una confesión que los obligó a repensar el caso. El paciente tenía antecedentes de frecuente contacto sexual con animales de granja, desde que era adolescente, y promiscuidad sexual, sin parejas sexuales estables. En pruebas de laboratorio se identificaron virus de papiloma humano 16, 33 y 58.

Cuatro investigadores del Departamento de Epidemiología Clínica y Bioestadística – Carlos Acosta, Lorena Calderón, Lynda Torres y Diego Rosselli – decidieron analizar la situación. En Colombia el cáncer de pene es una neoplasia poco común. Al revisar los registros poblacionales colombianos encontraron que la aparición de esta enfermedad afecta cada año tan sólo a 1,4 de cada 100.000 hombres.

En cuanto a la relación entre cáncer de pene y zoofilia tan sólo una investigación en Brasil les dio pistas al respecto. En un trabajo que involucró a 492 sujetos de 16 centros oncológicos en 12 ciudades de Brasil se evidenció que la zoofilia si era un factor de riesgo en esta enfermedad junto a la mala higiene, pobreza, sexo con prostitutas, más de 10 compañeras sexuales a lo largo de la vida y tabaquismo.

Pero el dato que más sorprendió a los investigadores al revisar los Registros Individuales de Prestación de Servicios de tres años en Colombia, fue que las tasas más altas de cáncer de pene a nivel local están en Córdoba y Sucre, “departamentos con una práctica zoofílica culturalmente aceptada (con hembras de Equus asinus)”.

Resultado de imagen para burras

Diego Rosselli, epidemiólogo de la Universidad Javeriana y uno de los autores del trabajo que será publicado en la Revista Urología Colombiana, explica que la relación entre la zoofilia y posibles casos de cáncer de pene en Colombia por ahora es tan sólo una hipótesisbasada en “el estudio brasilero que mostró una asociación que concuerda con nuestra distribución por departamentos, que los virus de papiloma están presentes en especies animales y producen tumores benignos y malignos. Por último, que el virus de papiloma bovino afecta numerosas especies incluyendo burros en la Costa”

En el mundo se han descrito 106 virus de papiloma en animales de 54 especies diferentes, incluyendo 13 virus en caninos, 12 en bovinos, 7 en equinos, 3 en ovinos y 3 en felinos. En mamíferos, se han descrito numerosas especies de papilomavirus, por ejemplo en ganado vacuno, ovejas, cabras, caballos, perros y gatos domésticos y felinos salvajes.

En Colombia, explicaron los investigadores javerianos, “sólo encontramos una publicación sobre el aislamiento del virus de papiloma bobino, y ocurrió en 7 burros (5 machos y 2 hembras) en el departamento de Córdoba, en los que se encontró asociado a sarcoma fibroblástico”.

En su trabajo los científicos concluyeron “que el tema de la zoofilia en general, y su práctica socialmente aceptada en algunas regiones de Colombia, merece estudios académicos”.

Fuente: http://rionoticias.co/cordoba-tiene-la-tasa-mas-alta-de-cancer-de-pene-por-practica-de-sexo-con-burras/

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!