“El marido le dijo que si lo dejaba, la iba a matar”: prima de Wendy Paola revela detalles claves en la investigación.

De carteleras en los que se exige justicia y con mensajes de cariño fue inundada la casa en la calle San Fernando, en el barrio Piedra de Bolívar de Cartagena, en la que vivió Wendy Paola Ramírez Almario, la joven víctima de violencia sexual y asesinato en el municipio de Cereté.

Protesta en Piedra de Bolívar por muerte de Wendy Ramírez Almario.

Se trata de la cartagenera de 19 años que desapareció el 30 de Diciembre y fue encontrada el 1° de Enero con signos de tortura y violación en una zona enmontada de ese municipio cordobés.

Su cadáver fue ingresado como NN a la morgue de Medicina Legal en Montería, y después de varios días, sus familiares lograron hacer el reconocimiento.

Su padre, el mototaxista cartagenero Juan José Ramírez, se enteró de la mala nueva y llegó hasta la sede del instituto, donde reconoció el cuerpo de la menor. Sin embargo, no fue hasta ayer que los parientes de la víctima consiguieron los documentos de esta en Cartagena, los cuales enviaron a Montería para que en Medicina Legal autorizaran la entrega del cuerpo, que se esperaba llegara ayer mismo en la noche a Cartagena, a Piedra de Bolívar, donde reside la madre de Wendy.

Wendy Ramírez, asesinada.

Vecinos del barrio popular acompañarán el féretro, que hoy, a las 9 de la mañana, llevarán a pie desde la Piedra de Bolívar, hasta los Cuatro Vientos. Allí lo subirán a la carroza fúnebre, para finalmente ser llevado hasta el cementerio distrital de Ternera, donde será el entierro.

Las versiones

Pero con el pasar de los días siguen conociéndose nuevos detalles del asesinato y sus posibles causas. Ahora los parientes de la menor piden a las autoridades que investiguen si el hombre con el que vivía Wendy en Cereté, Deifer Guerra, podría tener algo que ver con el hecho.

“En septiembre ella estuvo en la casa en Cartagena y le dijo a un primo: ‘este man -Deifer- me dijo que si lo dejaba me iba a matar’. Mi primo fue a reclamarle al marido y este le dijo que le había dicho eso a Wendy jugando”, contó Yuviris Martínez, prima de Wendy, quien explicó que esta “era alegre y callejera, pero algo tímida”.

Hay que recordar que el marido de Wendy indicó que la última vez que la vieron en Cereté fue con un mototaxista que la fue a buscar a su casa y desde entonces no supieron más de ella. Otra versión indica que la última vez que la vieron con vida estaba en el sector El Bronx de ese municipio, zona donde expenden drogas y hay prostitución.

Esa versión indica que la joven salió del lugar con cuatro hombres con los que departía y desde entonces no la vieron más. Todo es motivo de investigación y aún no se sabe quién o por qué mató a Wendy Paola Ramírez.

Familia pide que investiguen a Deifer

Familiares de la víctima de violación y asesinato en Cereté, Córdoba, piden a las autoridades que investiguen a Deifer, compañero sentimental de la joven fallecida Wendy Paola Ramírez.
Por su parte las autoridades de Córdoba piden investigar el hecho. “Ni una más”, es la consigna con el fin de llamar la atención sobre este trágico suceso que enluta a una familia humilde de Cartagena.

Pese a que los familiares de Wendy Paola no asistieron al plantón realizado en el parque principal de Cereté, insistieron en la necesidad de esclarecer el crimen y capturar a los responsables.

Entretanto, la familia de la víctima reclamó a su compañero sentimental por no reportar su desaparición desde el mismo 30 de diciembre cuando se dio. Ante ellos, Deifer ha señalado que era frecuente que ella desapareciera por espacio de tres o cuatro días y que al regresar ella señalaba que había estado visitando a su mamá en Cartagena.

Su padre, Juan José, pidió que investigaran al compañero sentimental con el fin de esclarecer el crimen y pidió justicias para que la muerte de su hija no quede impune.

La vida de Wendy fue triste y después de su muerte lo sigue siendo. No ha podido descansar en paz, mientras sus padres se reprochan mutuamente el abandono y mientras su verdugo sigue suelto en las calles sin que se haga justicia por lo que hizo.

Los hechos
La joven fue encontrada sin vida con signos de tortura y violencia sexual en un canal en el municipio de Cereté.

Deifer contó que el pasado sábado 30 de diciembre se encontraba departiendo con Wendy en la terraza de la vivienda, se tomaban unas cervezas despidiendo el año anticipadamente ya que ella viajaría más tarde hasta Cartagena a pasar fin de año con su mamá.

“Ella estaba tomando conmigo aquí unas cervezas, y ella me dice, ‘No yo voy a comprar otras acá arriba’ y de ahí ella no quiso venir más, se quedó tomando con unas amigas”.

Él afirma igualmente que le había dado permiso para visitar a su mamá en Cartagena pero desde que salió aquella noche no regresó.

Por su parte, Doris recordó que su mamá vio a Wendy esa noche. “La última vez que la vimos fue a las 12:45 a.m del sábado. Mi mamá me dijo que ella llegó en una rapimoto a la casa, en Villa Celia, donde ellos vivían, y le dijo que iba a sacar la ropa. Entonces la sacó y también cogió un suéter de mi hijo dizque porque él se iba a cambiar. Cuando salió, mi mamá vio al tipo que manejaba la rapimonto y le dio mala espina, pero no vio a Wendy borracha y por eso la dejó ir”, sostuvo la mujer.

Fuentes: http://www.eluniversal.com.co/sucesos/el-marido-le-dijo-que-si-lo-dejaba-la-iba-matar-prima-de-menor-asesinada-269651

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!