Aberrante caso de maltrato infantil en Bogotá, un bebé llegó al jardín con graves heridas en sus genitales.

La profesora se comunicó inmediatamente con la Policía, lo llevaron a la clínica y allí tuvieron que amputarle su pene. El principal sospechoso de este cruel acto es el compañero sentimental de la mamá.

Amigos de la familia afirman que la mamá había dejado al bebé de año y medio bajo el cuidado de su novio, quien lo llevó al jardín infantil con heridas en los genitales al parecer  hechas con un bisturí.

“La profesora, al ver que el niño no se calmaba y lloraba, le quitó los pañales y fue cuando se dio cuenta de que estaba sangrando y que le habían cortado sus partes íntimas”, dijo un testigo.

También aseguró que, pese a la intervención de los médicos, el miembro del niño tuvo que ser amputado.

El ICBF  intervendrá en el caso para restablecer los derechos del menor y determinar qué pasará con su custodia.

Se espera, además, medidas por parte de las autoridades judiciales en la ciudad de Bogotá donde sucedió el hecho.

 

Con información de: Caracol.com

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!