¿Quién era La Cacica, Consuelo Araújo Noguera?

Consuelo Araujo Noguera, hija de Blanca Noguera y Santander Araújo, nació en Valledupar el 1 de agosto 1940. Fue la menor de una familia de nueve hermanos y madre de seis hijos. Dejó sus estudios a los 14 años para ayudar al mantenimiento y educación de sus hermanos mayores. Su formación intelectual se basó en su pasión por la lectura a través de la cual adquirió una vasta cultura.

Fue presidente Ejecutiva de la ‘Fundación del Festival de la Leyenda Vallenata’, columnista del diario ‘El Espectador’ y autora de varios libros sobre la cultura vallenata. La opinión pública nacional la recuerda por la columna “La Carta Vallenata” en el diario El Espectador, en donde comentaba, con un estilo sencillo y controvertido, los principales acontecimientos de la región y del país. Allí laboró sin pausa por más de veintidós años, como periodista y columnista.

En 1968, junto con el ex presidente Alfonso López Michelsen y el cantautor, Rafael Escalona, crearon el ‘Festival de la Leyenda Vallenata’ que, con el paso del tiempo, se transformó en el certamen folclórico más relevante del país. Evento que se constituyó como el mayor patrimonio cultural de Valledupar y en el principal certamen folclórico de Colombia.

El periodista Hernando Giraldo la bautizó como “La Cacica” en el día de la “Virgen del Rosario”, en 1969 en el segundo Festival Vallenato.  “Ajá, ajá…eso es lo que te gusta a vos, tenernos sometidos aquí a tu bendita fiesta y mandarnos a todos como una gran cacica”. De esta manera se dirigió el periodista a Consuelo Araújo durante un baile en su casa. En adelante el país la conocería como “La cacica”, que en aquella fiesta bailara con un plumón colorido que inspiró al periodista a llamarla así.

Su libro ‘Vallenatología’ -producto de una minuciosa investigación empírica de 15 años- tuvo el mérito de haber sido el primero sobre los orígenes y evolución de la música vallenata. 

‘La Cacica’ también fue autora de ‘Escalona: el Hombre y el mito’ y del ‘Lexicón del Valle de Upar’. Consuelo Araújonoguera contrajo nupcias, por primera vez, con Hernando Molina Céspedes, con quien tuvo cinco hijos: Hernando Cesar, María Mercedes, Rodolfo Augusto, Ricardo Mario y Andrés Alfredo; sus segundas nupcias fueron con el Ex-Procurador General de la Nación, Edgardo Maya Villazón, de cuya unión nació Edgardo José.

Sus seguidores recuerdan el éxito de su programa radial “La Cacica comenta” en la emisora Radio Guatapurí, de la ciudad de Valledupar, el cual dirigió durante seis años (1983-1989).

Esta mujer enérgica y dedicada a la comunidad y la cultura, denunció desde diferentes medios los problemas y necesidades de su región. Mujer incansable, polémica de recio carácter, luchó por popularizar la cultura y llegar con ella a las clases menos favorecidas. Dedicada permanentemente a la investigación y defensa de la cultura vallenata, presidió por muchos años la Fundación Festival Vallenato.

Durante su permanencia en el Ministerio de Cultura -entre julio de 2000 y marzo de 2001- lideró la reestructuración de la entidad y trabajó arduamente en favor de la distribución equitativa de los recursos entre todas las regiones del país. Hasta el día de su secuestro trabajaba en una investigación sobre la ‘Décima’ vallenata.

Trabajaba en la terminación de otro libro “En la casa de Alto Pino”, biografía novelada de la vida y obra musical de Leandro Díaz, gran compositor vallenato. Y tenía sin editar dos libros más: “Leyendas en clave de sol” y “Romancero vallenato” que recoge los testimonios del cultivo de la décima en la región.

Consuelo Araújo no alcanzó a cumplir su sueño de ver el Parque de la Leyenda Vallenata. La mano de los violentos no sólo cegó la vida de la “mamá del vallenato” como la llamara Jorge Oñate, al lamentar su partida, sino que deja un gran dolor en el país.

 

Visto en: Vallenatoymasna.com

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!