Luego de regresar de shopping con su esposa, hombre sufre grave trastorno emocional.

Su esposa le había anunciado que iba a comprar unos zapatos él decidió acompañarla, pero la espera resultó fatal.

Luego de acompañar a su esposa al centro comercial un hombre regresó a su casa con un fuerte trastorno emocional debido a las largas horas de espera en varios locales a las que tuvo que ser sometido por parte de Rachel García y en estos momentos se encuentra recibiendo atención psicológica profesional.

Rachel que fue en búsqueda de unos zapatos para un hermoso vestido que se había comprado unas semanas atrás, le preguntó a su esposo Julián Andrés Pérez si quería acompañarla al centro comercial a lo que él contestó que sí.

Ambos emprendieron rumbo al centro comercial Portal del Prado de la ciudad de Barranquilla a las 9: am, en una ‘búsqueda implacable’. Llegaron al sitio y enseguida comenzó la travesía de buscar el par de zapatos que combinaran con su vestido.

La mujer que comenzó a medirse zapatos local por local, no quedaba conforme con ningún modelo de los 38 establecimientos comerciales que visitó, le decía a su esposo que ningún zapato le gustaba y que no le combinaban con el vestido azul. Julián sorprendido por la cantidad de zapatos de diferentes modelos y colores que habían y que para él se veían bonitos en los pies de su esposa, no entendía por qué Rachel no se decidía por uno.

Rachel le dijo a su esposo que como en el Portal no había encontrado el modelo que buscaba fueran al centro de la ciudad, al paseo Bolívar, a buscar el par de zapatos que ella quería comprar, a lo que Julían respondió: “Hey te mediste como 500 mil pares de zapatos y ninguno te gustó, ¿Qué te hace creer que allá vas a encontrar ese zapato perfecto que quieres para ti”. Enseguida comenzó una discusión entre los dos pero al final decidió complacer a su querida esposa.

Llegaron a eso de las 2:00 pm al centro a recorrer todos los locales de zapatos que había, pero todo sucedió igual que en el centro comercial. Ningún zapato le gustaba a Rachel y ya Julián esta perdiendo la paciencia. Comenzó a discutir fuertemente con su esposa y a reclamarle que por qué no compraba cualquier modelo, fue tan fuerte la pelea que perdió el conocimiento y se desmalló. Rápidamente los vendedores lo auxiliaron y trataron de reanimarlo. Cuando Julián volvió en sí ya no era el mismo de antes.

En él se podía evidenciar un cambio drástico en su forma de ser y de actuar, tanto que casi que se tira a un carro que pasaba por la vía. Angustiada Rachel por la actitud de su esposo, decidió comprar el primer par de zapatos que vio y de inmediato tomar un taxi e ir a su apartamento junto con Julián.

Julián desde que decidió acompañar a su esposa al centro comercial en búsqueda de unos zapatos ya no es el mismo de antes, no coordina bien sus movimientos y ha cambado su forma de ser y sus hábitos, de pasar de ser un tipo alegre y bullicio, ahora se dedica largas horas a jugar Xbox y bajo el silencio de su voz.

Julián en estos momentos se encuentra asistiendo a rigurosas terapias psicológicas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!