Todas hemos sido víctimas del “no quiere novia, quiere vacilar na’ más”

Todas hemos sido víctimas del “no quiere novia, quiere vacilar na’ más”.
Es una situación que, si no estás entrenada, siempre te deja con el corazón roto así no lo quieras aceptar.
Sin embargo, hoy no vamos a culpar a los hombres; son ovejitas con el mismo modus operandi. Sad.
Hoy vamos a culparnos a nosotras, las que sencillamente los estamos escogiendo mal, muy mal.
Después de recolectar suficiente evidencia, resumimos el patrón de comportamiento de todos los wannabe Maluma barranquilleros con el único fin de que tengas un documento científico al cual dirigirte en caso de que sientas que estás cayendo otra vez.

Si identificas uno, varios o todos estos comportamientos en tu “amigo especial” OJO, será tu culpa si te sale con nada al final.

Debes tener claro que en este juego tú eres la que manda, él sólo juega de cartón. Tú eres Mario, él es Luigi. Tú tienes el control del supernintendo conectado, el es tu hermanito menor que cree que está jugando, pero no. You Da Boss!
1. Tiene fama de mujeriego pero “contigo va a ser diferente”…
Vale la pena que le des la oportunidad siempre y cuando no identifiques en él nada de lo que sigue en esta lista 🙂
2. Están hablando por WhatsApp en la noche y de repente te deja hablando sola…siempre.
3. No hace un esfuerzo por conocerte mejor, todo es coqueteo y de ahí no pasan.
4. Nunca te invita a comer o a una cita real. Todos los planes son de rumba o “Netflix”, *wink *wink.
5. Cuando le escribes te responde a las mil horas.
6. Nunca te llama, sólo se comunican por WhatsApp… a su ritmo.
7. No te llama por tu nombre y nunca lo ha hecho. Siempre es mivi, mi vida, mi amor, etc.
(O no lo recuerda, o quiere disminuir el riesgo de llamarte por otro nombre)
8. La comunicación se dilata durante toda la semana. Nunca cierran una conversación el mismo día.
9. Sus planes siempre son de último momento…tipo 11pm.
10. Se pierde una o dos semanas y luego te da un like en Instagram… El propio “arrocito en bajo move”
11. Cuando te escribe después de un tiempo de desaparición no forzosa y le dices algo como: Wow, por fin te acuerdas de mi. El “voltea la arepa” y la mala, olvidadora, desaparecida, perdida del mapa eres tú.
12. Nunca te ha preguntado si tienes novio o si estás saliendo con alguien.
Este jueguito sólo es chévere si estás en el mismo plan.
Sin embargo, todas en el fondo nos ilusionamos así sea un poquito, no lo podemos evitar, el romanticismo nos supera.
Así que la clave realmente está en saber cuando quedarnos quietas en primera para poder salir ilesas del partido. Para eso, debes escuchar a tu estómago más que a tu cerebro y a tu corazón; la intuición es lo que te va a salvar incluso de las situaciones más feroces.
LO POSITIVO es que cada mala experiencia te muestra algo nuevo que no quieres y que si te valoras, no aceptarás por segunda vez (o al menos esa es la idea).
Si te muestran alguna de estas actitudes desde el principio, es un favor que te hacen ya que minimizas el impacto del golpe cuando te des cuenta de que en verdad él no quiere nada serio.
Sólo queda por decir que lo mejor es conocerte a ti misma y saber qué es lo que quieres, lo que estás buscando en el momento y sobre todo LO QUE TE MERECES.
Siempre que tengas esto claro no vas a sentir que ha sido tu culpa si algo no funcionó. No lo tomes personal, no vale la pena. Es su pérdida, no la tuya 🙂
Finalmente, recuerda: YOU DA BOSS!
Visto en: Glowangels
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!